domingo, 13 de diciembre de 2009

A veces.


Sucede que a veces las cosas cambian. Te levantas una mañana y notas que no todo está donde debía estar porque notas como se tambalea el suelo nada más saltar de la cama. Aparentemente, miras a tu alrededor y está en su sitio; no se mueven los cuadros y no hay temblor alguno. Pero en cuanto echas un vistazo dentro de ti, te das cuenta de que hay cosas que no están donde deberían e, incluso, que hay otras de pronto que no conocías. Y no te engañes: esto no es un paseo y, además, ni lo has pedido ni has firmado nada. Oiga, llévese esto de aquí, por favor. Lo sentimos: no se admiten devoluciones.

Lo jodido de los cambios (y por lo que la gente los detesta tanto) es que implican destrucción. Amigos, parejas, ciudades, hogares, comportamientos, principios... Cualquier cosas es susceptible de desaparecer para dejar paso a una nueva, y es donde vienen los problemas. Al bendito ser humano le cuesta mucho dejar atrás nada. Nos agarramos a todo como si fuera un salvavidas en alta mar; no somos capaces de soltar lastres. Lastres sí, porque llega un día en que te encuentras con lastres en tu vida, y el globo no deja de bajar hasta tocar el suelo y darte cuenta de que no eres feliz. Así de simple y así de complicado al mismo tiempo, pues no quedan más cojones que tomar uno de los dos caminos. No es culpa nuestra (del todo); ya sabéis que nos educan desde bien pequeñitos a entender la posesión y el apego como algo bueno y necesario y claro, así nos va. A veces no nos damos cuenta de que todo lo demás es relativo y que estamos aquí para crecer. Solamente a veces tenemos el valor de tirar para adelante e intentar deshacernos de todo aquello que empieza a estorbar y a tirar de nosotros hacia abajo. La lástima es esa: solamente algunos lo hacen. Y solamente a veces.


DiRRTYDiSSCo

Banda Sonora: A veces

14 comentarios:

Ros dijo...

genial que lo sepas

Arkham dijo...

Ya te dije antes todo lo que pienso sobre los cambios, los nuevos comienzos y el reinventarse a uno mismo. Sin embargo, creo que olvidé recordarte lo fundamental; aceptar un cambio, por doloroso que sea, demuestra valentía.

Demuestra que no se tiene miedo a vivir.

Prejuicios socialies aparte ;)

bcn_bcn dijo...

buen post patillas

Leibovitz dijo...

ja, me ha leído vd. el pensamiento.
http://www.cosaswood.com/blog/?p=947

Kay dijo...

Los cambios pueden ser a mejor, no hay por qué temerlos

RBK SAEZ dijo...

Hola!! los cambios.. pedazo tema.. Muchas veces cuando vemos tanta crisis, tanto cambio social, tanto caos global.. nos olvidamos de que todo eso nos afecta..

Estamos constantemente cambiando y muchos de esos cambios son dificiles, dolorosos y solitarios.. Es muy complicado dejar ir.. es mas complicado seguir adelante si recordar.. pero lo mas dificil es ver mas alla del vacio que nos produce la incertidumbre del ¿que me depara?

Lo unico que tenemos seguro es el aliento que tomamos en cada instante, mas haya es un misterio..

Yo opto por sonreir, y pensar que todo es por algo y que todo estara bien..

Saludos

clicia dijo...

Yo odio los cambios, siempre pienso que son para peor. Quizás los cambios a mejor, no les dé importancia o no los considere cambios.
Muy grande la playlist, como siempre!

Nebelang dijo...

Renovarse o morir... y eso me recuerda a un diálogo de The Sandman, donde se explica que Morfeo no fue capaz de cambiar más aún y optó por morir.
No tiene por qué ser tan radical en nuestro caso, pero podría entenderse como matar una parte de nosotros, algo que no nos guste, o que no queramos seguir siendo.
Así al menos lo entiendo yo, el cambio como forma de supervivencia, el adaptarnos a nuestras propias necesidades y también el cambio como mecanismo de defensa.
A mi siempre me dieron mucho miedo los cambios pero últimamente miro atrás y veo que muchos de los cambios que tanto me jodieron en su día, ahora son lo mejor de mi vida.

Alber dijo...

es muy bonito...

y la valentia, y sufrir en silencio es amor por uno mismo,y respeto a quien se va.

Anónimo dijo...

Me encanta bobito.... Muack!!! y animo para dar el paso cuando hacerlo sepas que te hará feliz :) (@lasvignes)

Claudiofeles dijo...

Lo que está por venir siempre será mejor, no? A mi me gusta pensar éso. Es muy positivo o muy pasota, dependiendo de cómo lo mires; yo soy pasota así que pienso que no hay oportunidades únicas en la vida sino muchas venideras que transmutan unas en otras, sucesivamente. Así nunca llego tarde a nada.
No te había leído hasta hoy, ahora estoy enganchada.

Kay dijo...

Echo de menos hablar con usted

Laura dijo...

Terriblemente cierto... Nos falta valentía para con los cambios.

DiRRTYDiSSCo dijo...

Laura, es algo que ha sido así siempre. Y así seguirá, me temo. El problema es que nos educan para rechazarlos y para abrazar una supuesta estabilidad estática donde nada cambia y todo permanece. Así nos va, claro.

En fin.

Saludos.

Publicar un comentario